La vida no es hoy... ni mañana... ni ayer... Es todo eso, unido en un continuo presente. La vida ES. ¿Todo? ¿Nada? Una forma de saberlo es abrir el corazón para aprender a vivirla.

martes, 12 de octubre de 2010

Quiero gritar




Quiero gritar el dolor
que anida en mi alma,
quiero gritar en silencio
hasta perder mi piel.
Ahogar los sollozos 
en tiempo y olvido
y cerrar las heridas
en mi corazón de ayer.
Quiero gritar 
hasta arrancar al habla
palabras mudas,
silencios de hielo
y llantos sepultados 
de un atardecer.
Que en mi garganta vuelen
las notas dormidas,
golondrinas secas
de ojos oscuros,
racimos de piedras negras
que anuncian la noche
de otro amanecer.

4 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Buena sería la idea y salir a gritar cuando todo pesa y duele.

Besicos muchos Ma...drina (jeje, me gusta la mezcla que has hecho)

elrove dijo...

Desgarrador kamino hacia la esperanza...
Eres grande!!!

mariapán dijo...

Si es que gritar es sano, sanísimo... es un acto tan humano y tan de amor hacía una misma...
Cuando te apetezca gritar, hazlo, y si quieres compañía... llámame, soy una perfecta GRITONA... pedir auxilio al alma es mi herramienta más desgastada...jejeje

Besicos guapa y gracias por compartirte... nos haces bien.

Tere A. de R. dijo...

¡¡¡No sabia yo que pa gritar tenia taaanta buena compañia!!!
Os llamare pa daros munchos, munchisimos abracicos.