La vida no es hoy... ni mañana... ni ayer... Es todo eso, unido en un continuo presente. La vida ES. ¿Todo? ¿Nada? Una forma de saberlo es abrir el corazón para aprender a vivirla.

jueves, 7 de octubre de 2010

Y soy todo y soy nada







Hay una losa que se hunde sobre mí,
sobre mi calma,
sobre mi locura.
Me adentra en el centro del mundo,
de un mundo que no conozo
que me adormece,
que me acuna
¡Y soy todo y soy nada!
Siento sus entrañas palpitando,
siento correr su sangre
como savia alrededor,
como un río entre mágicas arboledas.
Me sumerjo en su agua,
calma que fluye
por todos sitios
por ninguna parte,
que está dentro y está fuera
¡Y soy todo y soy nada!
Soy brisa que seduce
y huracán que temo,
luz que alumbra
y sombra que me duele,
manos que acarician
y puños que sangran,
agua que sacia la sed del mundo
y torrente que me arrastra,
llama que ilumina
y fuego que me abrasa,
la emoción de la vida
y el abandono de la muerte,
¡Y soy todo y soy nada!
Soy alma que ama
y espejo que olvida,
vacío absoluto que me abraza
y esa luz que añoro y me traspasa,
ese silencio callado y oculto,
este cansancio... este minuto...
¡Fluye vida!, ¡Fluye muerte!
¡porque soy todo y soy nada!

1 comentario:

Norah dijo...

Preciosas palabras. Emocionantes, bellas...