La vida no es hoy... ni mañana... ni ayer... Es todo eso, unido en un continuo presente. La vida ES. ¿Todo? ¿Nada? Una forma de saberlo es abrir el corazón para aprender a vivirla.

sábado, 11 de diciembre de 2010

¡El azul! ¡Tan azul!

Foto: Mamatere

El azul del mar
se refleja
en cada amanecer
que canta despacio
a la vida.
En la luz
que sombrea 
cada mediodía
tejido de sueños.
En el sol
que ilumina,
rojo de amor,
la tarde que muere
en un renacer constante
de miradas
claras de luna.
En el infinito que se busca
sobre el abismo
de un finito
que escucha mi voz
cuarteada de silencios
transparentes.
En el agua limpia,
cristalina, calmada,
bajo las olas
que van y vienen
de la conciencia 
del mundo. 

3 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me gusta mucho este azul y la foto también. Están llenas de paz, ambas.

Besicos muchos.

elrove dijo...

Y eso que el mar está lejos... pero como es tan grande se refleja por doquier. Me gusta el infinito que se busca sobre el abismo y los silencios transparentes...

Bss!!!!

Tere A. de R. dijo...

Pues imaginate que un día soñé que el mar se veía desde La Mota, jajajaja
Besicos para ambos, munchos