La vida no es hoy... ni mañana... ni ayer... Es todo eso, unido en un continuo presente. La vida ES. ¿Todo? ¿Nada? Una forma de saberlo es abrir el corazón para aprender a vivirla.

sábado, 11 de diciembre de 2010

El silencio invade mi alma







El silencio invade mi alma
mientras la gente camina
a mi alrededor.
Un buho da la bienvenida
a una noche serena,
que tiende su manto
sobre una ciudad
roja de sol.
Todo está donde debe estar.
Todo es como debe ser.
En el silencio hay otros colores,
en la noche hay otros sonidos,
y, mientras,
mi alma se abre
al eco de tu voz,
a la sonrisa de tu mirada,
a la música de tu corazón
que resuena en el mío
como el tambor oculto
que late escondido
en el fondo de la tierra.
Sube el mar a hurtadillas
limpiando la vida,
y sus olas se llevan
el dolor al olvido,
las marañas del tiempo,
el ocaso de los días
las horas de un reloj
                           

parado en el ayer
que pide caminar
en las horas del infinito
cubierto de luces
de neón y estrellas.

4 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me gusta ese silencio mientras la gente camina. Está bien que algunos no sepan o no puedan escuchar, lo que a tí te concede el cielo, ¡disfrútalo!

b esicos muchos.

Tere A. de R. dijo...

Gracias preciosa. Eso hago, al menos lo intento.

elrove dijo...

Cuando todo está donde debe estar y todo es como debe ser, eso... es que está muy pero que muy bien!!!!!!

Tere dijo...

¿Tú crees, Rove?