La vida no es hoy... ni mañana... ni ayer... Es todo eso, unido en un continuo presente. La vida ES. ¿Todo? ¿Nada? Una forma de saberlo es abrir el corazón para aprender a vivirla.

sábado, 15 de enero de 2011

Pienso que...

      

      
Como la vida,
también la rosa se abre a la mañana
cargada de rocío y de espinas,
                                          pero siempre bella.                           


La crisálida de la noche envuelve al día con hilos de seda y plata y la adormece con el murmullo del silencio.





Vivimos la muerte día tras día, pero como no la queremos, fingimos vivir la vida.




Como el día llama a la luz que es su amor, también la vida invita al amor que es su luz.


Siempre habrá nubes y claros en el cielo,pero el sol siempre estará ahí para el que quiera verlo.
 

La luna es la farola del alma en la oscuridad.





El sol borda en las nubes un festón de nácar.


La lágrima es la esposa del dolor.






El amor para el ser humano es como el agua para el manantial.

 
 La vida es un trozo de madera a la que hay que dar forma, pulirla, bruñirla, acicalarla, sentirla mientras la manoseas.



La golondrina es 
una gaviota con luto en el barco 
de la vida.




Los copos de nieve son las lágrimas de la luna.




 ¡Silencio! ¡Se rueda! 
Reza un papel al entrar...  Aquí vamos sobre ruedas que nunca vemos girar.

 


Las nubes son escobas que limpian el cielo.








 El corazón es el motor de nuestro cuerpo y Dios la batería que lo arranca.



Siluetas en la noche dibujan un contorno. Una nube a través del tiempo, una sombra de plata, una sombra de luz...Su visión me estremece y me llena de paz.


Una estatua gigantesca fabrico con mi ilusión. Los pies se hicieron barro, el corazón...no.





La muerte es nuestra sombra. Siempre va tras nosotros esperando el momento más oportuno para usar su guadaña.
 



La existencia es Todo y es Nada.






Como el viento, 
como el agua... uniéndose, mezclándose... formando la Luz que será la vida.




 La vida es el sueño de la muerte.


 
Los contratiempos en esta  vida deberían servirnos, 
como el estiércol a las macetas, para seguir empujando a la vida con más fuerza.
 




 El miedo de las sombras anida en la tristeza.


 



La vida es andar por un largo camino sin principio ni final, donde solo hay etapas, paradas.


5 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Vayas frases preciosas. Cada día que te leo, disfruto más tus letras.

Besicos muchos.

Tere A. de R. dijo...

Gracias por tus palabras. Que sepas que el disfrute es mutuo...me encanta leer lo que escribes. Últimamente me traes el pasado como un ramillete de flores recién cortado, huelo el perfume del recuerdo y...
Besicos también pa ti.

elrove dijo...

Hay una frase que me parece incompleta... Y es que la lágima no necesariamente tiene que ser la esposa del dolor. Ya que hay dolor sin lágrimas y alegrías tan cargadas de emoción que se casan con las lágrimas!!!

Sobre ésta:
"El corazón es el motor de nuestro cuerpo y Dios la batería que lo arranca."

Pobres musulmanes, atéos, agnósticos y demás. Lo siento pero Dios es algo muy personal. Quedaría mejor algo así como "el sentimiento" que sí que es universal y común al ser humano. Dios comenzó a existir incluso más tarde que el ser humano y es obra de las palabras y boceto de lo inexplicable.

Y ésta también la retoco:
"El miedo de las sombras anida en la tristeza."

El miedo de las sombras anida en el miedo.

Gracias por hacerme reflexionar!!!

Un beso!

Tere A. de R. dijo...

Comparto contigo tu opinión, Rove, pero también la puntualizo, jeje.
Es verdad que las lágrimas no se casan con ninguna emoción aunque pueden pertenecer a todas. Se llora de rabia, de impotencia, por pura inocencia,de gratitud, de alegría, por desengaño, de tristeza, de amor, de gozo. Haberlas haylas hasta de cocodrilo. Pero si me hacen un test rápido de asociación de palabras, lo primero que me viene es: lágrimas=dolor.
Segunda frase. El nombre lo ponemos las personas "para designar a personas animales o cosas" y lo ponemos cuando ya estamos en este mundo, no antes. Hace unos años, no tantos, se pensaba en el nombre de los hijos e hijas cuando nacían porque antes no se sabía lo que podía venir. Pues vale, fijate que no he dicho "Jesús", "Buda"... Si no te gusta la palabra o el nombre "Dios" cambialo por el que vaya mejor contigo, seguro que significa lo mismo. Ahí van unos cuantos: Innombrable, Vacío, Tao, Yin-Yang, Gran Espiritu, Padre-Madre, Energía...El sentimiento mueve el corazón, pero hay algo más que lo pone en marcha por primera vez. De todas formas, sabes que solo es mi opinión.
En cuanto a la tercera...Esta es más complicailla. Intentaré expresarme. La parte de mí que me gusta poco, la escondo ¿vale? se queda en la sombra. Esa sombra, en mí, anidaba en la tristeza. Y tenía miedo de verse descubierta porque ahí se sentía, a pesar de todo, protegida. Peeeero... la ví. De vez en cuando aún se esconde, pero ya sé donde está.
Ya sabes, gracias a tí que también me haces reflexionar y...
¡¡¡Menkanta!!!
Un abrazo inmensamente grande, sin sombras, sin miedo, sin lágrimas y con mucho mucho amor. Muuask

Tere A. de R. dijo...

¡Ah! Y gracias por encontrar solo tres...entre tantas. jajajaja.