La vida no es hoy... ni mañana... ni ayer... Es todo eso, unido en un continuo presente. La vida ES. ¿Todo? ¿Nada? Una forma de saberlo es abrir el corazón para aprender a vivirla.

viernes, 13 de mayo de 2011

Pablo Neruda (1904-1973)



Nace el 12 de julio de 1904 en Chile (Parral) Poco después de su nacimiento muere su madre y la familia se traslada a Temuco dónde su padre se casa de nuevo. Su nombre real era Neftalí Reyes Basoalto,  adoptando el seudónimo de Pablo Neruda en el año 1947.  Fue un hombre que vivió  y se entregó por completo a la época que le tocó vivir. Comprometido con la política y sus ideas, diplomático, y un magnífico escritor, ha sido considerado uno de los grandes poetas del siglo XX. Fué  nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Michoacán en 1941, Premio Nacional de Literatura en 1945, doctor honoris causa, en Filosofía y Letras, de la Universidad de Oxford en 1965, Premio Viareggio-Versilia en 1967,  Premio Nobel de Literatura en 1971.
Muere el 23 de septiembre de 1973 en Santiago de Chile.
Su obra más conocida es "Veinte poemas de amor y una canción desesperada". En 1974, se publican sus memorias bajo el título: "Confieso que he vivido". Es aquí donde expresa:

 "Estas memorias o recuerdos son intermitentes y a ratos olvidadizos porque así precisamente es la vida. La intermitencia del sueño nos permite sostener los días de trabajo...
Las memorias del memorialista no son las memorias del poeta. Aquél vivió tal vez menos, pero fotografió mucho más y nos recrea con la pulcritud de los detalles. Éste nos entrega una galería de fantasmas sacudidos por el fuego y la sombra de su época. 
Tal vez no viví en mí mismo; tal vez viví la vida de los otros.
De cuanto he dejado escrito en estas páginas se desprenderán siempre -como en las arboledas de otoño y como en el tiempo de las viñas- las hojas amarillas que van a morir y las uvas que revivirán en el vino sagrado.
Mi vida es una vida hecha de todas las vidas: las vidas del poeta".





Además de esta forma de sentir la vida, quiero compartir este poema, que más bien parece un grito desgarrado para que de una vez aprendamos a vivir, sin miedos y plenamente felices. Así debe ser como él vivió.







Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no halla encanto en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio,
quien  no se deja ayudar.

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos senderos,
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.

Muere lentamente quien evita una pasión
y su remolino de emociones,
aquellas que rescatan el brillo en los ojos
y los corazones decaidos.

Muere lentamente quien no cambia de vida
cuando está insatisfecho con su trabajo o su amor,.

Quien no arriesga lo seguro por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite al menos una vez en la vida
huir de los consejos sensatos... 

¡Vive hoy! - ¡Haz hoy!
¡Arriesga hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te olvides de ser feliz!






3 comentarios:

Patricia 333 dijo...

Neruda uno de los grandes, me gusta tanto su poesia


Gracias por compartirnos y recordarnos sus Poemas

Un abrazo con cariño

SUSANA dijo...

El recuerdo de un Poeta grande y un Poema que nos salva en cada letra. Muchas Gracias Tere!

Un Abrazo y excelente fin de semana!

Tere dijo...

Gracias a vosotras por estar ahí, compartiendo y expresando.
Un abrazo grande, grande