La vida no es hoy... ni mañana... ni ayer... Es todo eso, unido en un continuo presente. La vida ES. ¿Todo? ¿Nada? Una forma de saberlo es abrir el corazón para aprender a vivirla.

Aprender a sanarme.



   Sobre la T.N.D.R.


La III Conferencia sobre Salud y Crecimiento Personal, se basó en la T. N. D. R. ( Técnica Natural Desbloqueante y Regeneradora) y su ponente fué mi buen amigo, mi hermano de alma, y compañero de camino, Miguel R. Rivas Manzano, masajista naturópata. En el cartel que anunciaba esta charla decía que "Nuestro cuerpo tiende a la vida, a la regeneración, a la salud. En ese estado, la energía fluye con armonía a través de nuestro cuerpo. Cuando esa energia se bloquea por el mundo que nos rodea o por nuestras emociones y nuestro cuerpo no consigue disolverlos aparece la enfermedad".
   No solo habló sobre T.N.D.R. sino que tambien expresó esa sabiduría que él posee del Ser. Fué amena. Intercaló algunas historias de esas que te hacen pensar, puso algunas comparaciones para que todo se entendiera mejor y las dos horas y media que duró todo se hicieron muy muy cortas.
   Dijo que esta es una nueva técnica que aporta un nuevo enfoque que en la práctica está dando resultado. Nace de la observación pragmática de hechos objetivos, evidentes y demostrables. Es un sistema de diagnóstico y tratamiento del Ser Humano basado en la exploración fisica manual de un paciente, integrando nuevos conceptos  sobre las patologías somato-psíquicas. No es una técnica relajante (De eso doy fe, ja ja ja). Es una técnica regenerativa que hace que el mismo cuerpo recupere los tejidos lesionados.
   Fué el doctor Cayo Martin quién descubrió esta nueva técnica y contó como el primer día que éste asistía a clase de Medicina Interna en el Hospital Clínico de Bilbao, su profesor inició la clase diciendo: "Debeis tener claro que los médicos no curamos nada, es el cuerpo el que sana la enfermedad, nosotros los médicos solo ayudamos en este proceso". Se preguntaba que si el cuerpo tiende a la vida, ¿por qué hay heridas que no se cierran? ¿Por qué hay enfermedades que el cuerpo no puede curar? Siempre creyó que estamos formados por un cuerpo físico y un alma o psique, pero su estudio no era suficiente para entender la existencia, el comportamiento y la evolución de los Nudos y las Lineas dolorosas ya que éstas no siguen las estructuras anatómicas conocidas.

   El ser humano como ser consciente, se manifiesta en el mundo a través de su cuerpo fisico con el movimiento. Estos movimientos se combinan dando las funciones de andar, de abrazar, de rechazo, de ataque, de comer... En cada función participa un grupo concreto de músculos, tendones, nervios...todos ellos se encuentran en la línea de fuerza del movimiento de esa función. Los Nudos Dolorosos aparecen en la articulación que más tensión soporta en la línea de fuerza alterada y al tratarlos también se equilibran los conflictos psíquicos asociados a esas patologías.
   El cuerpo humano es una máquina perfecta activada o bloqueada por el mundo que nos rodea y por la mente. Los bloqueos externos provenientes del mundo que nos rodea y los internos que provienen de nuestras emociones, se van a reflejar en el cuerpo físico como Bloqueos de energía que se manifiestan como Nudos Dolorosos, Líneas Dolorosas ... Estos bloqueos aparecen mucho antes que el paciente se de cuenta de su enfermedad.
   Habló de los tres centros energéticos de la persona. El primero reside en el vientre, es ahí donde tenemos nuestro poder, nuestra fuerza, es el que nos avisa de un peligro, de lo que nos va a ir bien o mal. Es una energía visceral muy importante y que hemos olvidado. Hemos dejado de respirar con el vientre como hacen los recien nacidos y no nos relajamos. Hay que volver a él, coger nuestro poder para estar en la vida.
   El segundo reside en el plexo solar, el corazón. Es el centro de los sentimientos, ahí reside el YO SOY, es otro centro que vamos cerrando para que no nos hagan daño, cuando en realidad somos nosotros los que nos hacemos daño al cerrarnos a los demás, porque tambien nos cerramos a nosotros mismos, nos cerramos a dar y a recibir.
   El tercero es la mente. Sólo debería ser un centro más, pero le hemos dado la mayor importancia. Todo lo que hacemos pasa por la mente aunque no necesariamente por los demás centros. Si viniese un extraterrestre y estudiara como actuamos, vería que lo hacemos a través de estos tres centros, sobre todo a través de la mente, que todo lo piensa, que todo lo controla... Debe haber un equilibrio entre los tres.
   Dentro de la T. N. D. R., decía como detectar esos nudos que hacen que la energía no fluya y porqué se forman y como pueden llegar a generar una enfermedad. Puso la comparación de los coches y la Policia, cuando voy a más velocidad de la permitida me multan, o ese otro ejemplo tan expresivo de que aunque quiera llevar a mi amigo a Zaragoza, no puedo si solo tengo dinero para enseñarle el pueblo. Lo mismo sucede con el cuerpo, si gasto más energía de la que tengo, esto pasa una factura, esa factura es el dolor que nos avisa de que algo no marcha bien. 
   En el cuerpo se tratan de arriba hacia abajo tres bandas:
 Izquierda (reflexión), Centro (pilar del Yo Soy, lugar donde se asientan los chakras principales), Derecha (acción). Cada parte del cuerpo tiene una misión y nos indica que es lo que retiene, que es lo que no fluye por ella, que es lo que nos cuesta abrazar o de qué tiramos, que nos causa stres, ira, a qué le damos vueltas, que miedos tenemos y como andamos por la vida...
   Aparte de lo que esta charla me ha enseñado, solo tengo palabras de agradecimiento y de cariño para él y para su terapia. Por mucho que le cuente nadie más que yo sabe los miedos que he superado, la tristeza que he dejado atrás, como me ha cambiado la forma de ver la vida, como he ido abriendo mi mente, mi corazón... en este tiempo. Es verdad que, como a veces me dicen, el cambio ya estaba en mí, ya lo buscaba, pero tambien es verdad que necesitaba una mano que de alguna manera me guiara, me acompañara, me mostrara ese camino que quería recorrer. Por eso agradezco cada día su confianza, su cariño, su respeto, su generosidad, su paciencia... y esa  amistad que en el tiempo transcurrido se ha hecho más fuerte, más entrañable y más hermosa. Gracias, de todo corazón.







Comparto todo cuanto me llega de la teoría del desdoblamiento del tiempo, tanto de forma escrita como en videos...  Todo está tomado de la red. Espero que os sirva de ayuda





EL DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO POR JEAN PIERRE  GARNIER MALET

El desdoblamiento del tiempo empieza a ser conocido a nivel científico, pero nadie busca saber para qué sirve esto al hombre. Yo vivo en varios tiempos a la vez.

Un tiempo que conozco y otro tiempo que no conozco y que, sin embargo, utilizo de continuo; es decir, que la percepción del tiempo cambia y el desdoblamiento del tiempo es de hecho el desdoblamiento de la percepción del tiempo.

O sea que me beneficio, todo el tiempo, de dos percepciones del tiempo diferentes que me permiten hacer cosas muy rápidamente en un tiempo que par ami no existe, o sea, que realizo un análisis muy lento en otro tiempo y en un tiempo recupero tan solo la síntesis, lo que hace que tenga una intuición y un instinto que me permite vivir bien o vivir mejor y sobre todo utilizar esto durante el sueño, porque el sueño está hecho para eso y eso no se conoce.

Y el primer escrito que he encontrado y que tiene que ver con la manera de quedarse dormido es de siete siglos y medio antes de Jesucristo, fuera de todo principio religioso y filosófico, puesto que es un escrito de Pitágoras, o sea que esto era enseñado 7,5 siglos antes de Jesucristo y ahora todo el mundo lo ignora. Y es por eso que existen graves problemas actualmente, porque ese desdoblamiento del tiempo está relacionado con un ciclo y ese ciclo está llegando a su final.

Estamos, pues, entre dos ciclos. Y ese período es muy importante. Hay que saber, pues, cómo funciona. Si quieres esperar que la Ciencia, a través del lado científico, dé la información a la masa de las personas, vais a esperar 50 años, más o menos entre un descubrimiento y su aplicación pasan, más o menos, 50 años.

No estamos al servicio de la Ciencia, es la Ciencia la que está a nuestro servicio. Conocer algo tan importante como esto para la vida no debe quedarse en publicaciones científicas para investigadores. Esto debe ser utilizado por todo el mundo porque es muy sencillo. Una vez que conocemos el principio, es un principio vital.

Cuando empecé a hablar del desdoblamiento en 1990, se consideraba que en la Galaxia había, más o menos,  5% de estrellas dobles y me decían “su desdoblamiento no se ve en el Universo”. Ahora, hoy en día, ya estamos a 96-97 % de estrellas dobles en la Galaxia. Veis, pues, que es algo universal.

EL DOBLE
  
La palabra “doble” no es buena. Somos nosotros en otro tiempo. De hecho somos dos todo el tiempo. Vemos partículas que están desdobladas ¿por qué están desdobladas? Porque hay una que atraviesa los obstáculos y la otra, que no hace nada, tiene la memoria del obstáculo. O sea que, en su tiempo, esta partícula se beneficia del análisis de la otra partícula y si la otra partícula recibe un shock muy fuerte, no pasa nada porque la otra mantiene la memoria. Y, cuando ese desdoblamiento se acaba, tiene, a la vez, la memoria anterior y la memoria del obstáculo. Y eso en física está probado. Tenemos que saber que somos igual, así.  Tengo un doble que conserva la memoria y yo recibo los shocks durante mi vida

LOS PENSAMIENTOS

Siempre vivimos las consecuencias de nuestros pensamientos.
O sea que si la humanidad entra en el miedo, es decir, que sus pensamientos se dirigen, van hacia el miedo, automáticamente vivirá las consecuencias de su miedo y podrá probarse que tiene razón de tener miedo. Hay que invertir ese razonamiento. Si te imaginas un porvenir maravilloso, vivirás la consecuencia de tu pensamiento. Tu porvenir será, pues, maravilloso. Ahora, un porvenir maravilloso para mí no lo es obligatoriamente para otro. O sea que necesitamos tener un porvenir en común y no un porvenir personal. Esto significa que, en el instante en que yo pienso en algo, cualquiera lo puede utilizar. El pensamiento, de hecho, no es personal.  Las consecuencias de mi pensamiento pertenecen a todo el mundo.

EL SUEÑO

Debo, pues, vigilar mis pensamientos, aunque sólo sea para el bienestar de la humanidad. Es ahí donde es muy importante el rol de la noche. Porque esos potenciales son vigilados por nosotros mismos durante la noche, de manera que no causemos demasiados daños.  Porque, durante la noche, ese doble va a ver, en nuestro lugar, el futuro potencial que disponemos. Arregla ese futuro potencial, de manera que, en nuestra vida, recibamos menos shocks. Sólo que somos nosotros los que fabricamos los estados potenciales y el otro arregla los estados potenciales. Y, como nadie sabe esto, las personas no saben para qué les sirve la noche. Y es por eso que he cogido mi bastón de peregrino, porque es urgente dar a entender a las personas que son dueños de sus destinos.

UN TIEMPO IMPERCEPTIBLE

El pensamiento es una energía. Debo vincular esa energía a masa porque tenemos la ecuación de Einstein, hace que si hay una energía hay una masa. Y no entendemos, si mi pensamiento es energía, yo debo de ser cambiado, debo ser modificado. Y no soy modificado por mi pensamiento, aparentemente, porque, sencillamente, cuando envío un pensamiento en un tiempo imperceptible, recibo una energía de vuelta, es decir, un pensamiento que me viene de vuelta, siempre en un tiempo imperceptible, lo que hace que yo tenga la sensación de que no hay ningún intercambio de energía. Tú puedes tomar esa energía en ese tiempo imperceptible, puedes hacer lo mismo conmigo y hemos intercambiado energía, pero, aparentemente no estamos modificados porque no ha habido intercambio de energía en nuestro tiempo. Yo te cambio y tú me cambias instantáneamente. Vuestro cerebro recibe informaciones antes de que lo sepáis. Y obedecéis a vuestro cerebro, pero ¿por qué? ¿Cómo es que vuestro cerebro recibe informaciones en lo que llamamos inconsciente? y que vosotros obedecéis en el consciente a la información que vuestro cerebro ha recibido 0,5 segundos antes. ¿Para qué sirven esos 0´5 segundos?... Después, con el desdoblamiento del tiempo entendemos muy bien ese tiempo imperceptible, lo necesitamos.

FORMACIÓN INICIAL

La formación que llamo información inicial, es sólo para poner en aplicación inmediatamente, es la razón por la cual siempre se hace con una noche. Utilizad, por fin, esa noche en el sentido científico y cambias a una persona en una sola noche, porque puede reencontrar su potencial, lo que cuenta es la actualización de los mejores potenciales disponibles. Todos los participantes utilizan el sueño paradoxal con su doble, además todo el mundo cambia sus pensamientos, es por eso que, de hecho, los problemas no existen, siempre son el resultado de nuestros pensamientos. Si yo suprimo un problema y no cambio mis pensamientos es como si no hiciera nada. Ese es el objetivo de esta formación inicial. Sobrepasar esos problemas diarios, haciendo que sea el doble el que los resuelva, para, luego, tener una vida diferente. Ésta es para aquellos que quieren ir más lejos, que quieren utilizar, de manera muy potente, ese desdoblamiento del tiempo porque, de hecho, hay que saber prever antes de vivir

FORMACIÓN SOS

Esto era conocido antiguamente. Se intentaba ver los potenciales antes de vivirlo, pero con todo detalle de la vida y también en los momentos importantes. ¿Qué tenemos que hacer? Se les preguntaba a los dioses. ¿Qué significaba eso? Significaba que se preguntaba a los potenciales para separar los peligros; o sea que, antiguamente, alguien que era buen vidente era alguien que veía los peligros y que los borraba, es decir, que siempre veía peligros que no existían. Hoy en día queremos ver los peligros que existen, sin saber que los hacemos llegar. Pero, antiguamente, era al revés, se veían los peligros para borrarlos y sabíamos hacer eso. Hoy en día no sabemos. Ahora prevemos peligros; resultado: los fabricamos. Hay que dar a conocer esto, pues. Hay que darlo a conocer por el interior de las personas y no por el exterior.

EL PROSELITISMO

Es decir, que las personas deben tener ganas de venir y no ir a buscar a las personas para que vengan. Porque las personas deben sentir a través de sí mismas, y no que sea dado por el exterior. O sea, que puedes hacer una interviú ¿por qué? Las personas están interesadas sólo si piden. Eso no es proselitismo, pues. Pero aprovechar una conversación con alguien para meterle ideas en la cabeza, cuando no te están pidiendo nada, eso es proselitismo, lo cual modifica los potenciales y eso es una violación de futuros potenciales y te vuelves responsable de la agresión que desencadenas. Debido al hecho, la persona rechaza eso que le dices y que le obligas a escuchar, le obligas, pues, a cambiar sus pensamientos y, debido a ello, va a crear pensamientos agresivos que van a hacer un potencial agresivo y que cualquiera podrá utilizar. O sea que el proselitismo conlleva, automáticamente,  la violencia y  la agresión.

9. Manifestarse

En una manifestación, generalmente, hay violencia verbal que corresponde a la violencia del pensamiento. O sea que, inmediatamente, tienes el potencial de la violencia disponible. O sea que cualquiera puede utilizar ese futuro creado por la manifestación. Es un efecto “bola de nieve”. Lo mejor, que antiguamente era conocido, si tienes un problema, te vas a acostar. La noche trae consejo. Y ya está. Al día siguiente nuestros pensamientos están cambiados con la condición de saber controlar nuestros pensamientos y no estar en la manifestación, violenta por el pensamiento.
Pero ahora hay que ponerse en el lugar de aquel que está frente a una pared, que no tiene ningún porvenir, que no ve nada venir y le dicen “tienes que manifestarte” y se va a manifestar porque está perdido. Evidentemente, luego está la manipulación. No es tanto la manipulación por aquéllos que dirigen eso, es la manifestación a través del potencial, es decir, que esas personas no saben que va a actualizar potenciales peligrosos y que van a conseguir lo contrario de aquello que quieren.

10. La educación

Hay algo que las personas no saben. Es que los niños que nacen en los últimos 20 años, nacen con la disponibilidad de todos los potenciales. Esto no era verdad antes de esa fecha porque no había la posibilidad de tener todas las informaciones al mismo tiempo. O sea que esos niños se benefician de potenciales sin necesidad de que se les enseñe. O sea que se encuentran al mismo nivel que los padres e, incluso, superiores a los padres, a veces. Se les llama a esto “hiperactividad”. De hecho, lo que ocurre es que se rebelan contra eso y no se les entiende. Y, como ningún adulto es capaz de decir qué está ocurriendo, no se sabe qué hacer, entonces, se aportan las drogas para calmar a los niños.
Se ha realizado un experimento en un lugar que llaman “zona sensible”, es decir, en esos lugares donde los alumnos no tienen ganas de aprender y realizaron un experimento con un profesor de lengua francesa. Sencillamente, debido al control del pensamiento. A ese profesor, primero, le ocurrió que su clase se vació. La quedaron 2 ó 3 alumnos nada más. Seguimos adelante con el experimento. Un mes o mes, medio después, la clase estaba llena con jóvenes que querían estudiar y que habían entendido que, para vivir en Francia, más les valía estar y escuchar las clases de francés. ¿Qué es lo que había cambiado? Tan sólo el pensamiento del profesor. Tan sólo.
Hay una ley sencilla detrás. Por ejemplo, en música, escribes una melodía en Do mayor. Todas las notas que entran en el acorde Do mayor, las recibes muy bien. Canta afinado, canta bien ¿por qué? Has emitido una música que es muy bien recibida porque cantas bien. Las ondas que os vienen, pues, de vuelta están, pues, en acuerdo con aquéllas que emitís.
El problema es saber qué es lo que emito. Si emito violencia, voy a cosechar la violencia. Si emito una paz interior que no hace daño a nadie, que podemos llamar benevolencia, recibo benevolencia














Todos tenemos un doble.

Nuestro doble, no es el cuerpo astral o etérico del que algunos hablan. Es verdaderamente nuestro “yo”, en otra dimensión.

Teoría del desdoblamiento: el horizonte de una partícula se convierte en partícula de un horizonte más grande.

Alfa-omega….omega-ALFA…..OMEGA-ALFA…

La palabra griega oura = división del tiempo. Desconocida hasta ahora.

Los que habían creado el griego sabían a ciencia cierta que existía un desdoblamiento de los tiempos debido a “aceleraciones sucesivas” de su transcurrir y que para vivir había que utilizar: un pasado – un presente – un futuro – !!! al mismo tiempo !!!

Imaginemos dos mundos idénticos que transcurren a diferente velocidad, uno más lento y el otro más rápido, de tal forma que éste más rápido (imperceptible por tanto al otro) puede informar sobre lo que acontece a este más lento y así poderse beneficiar de esta información y tomar el camino más adecuado en el vivir cotidiano.

Imperceptible porque p. ej. cuando vamos al cine no somos capaces de captar los mensajes subliminales que nos pasan en medio de las películas, debido a su velocidad.
Así un desdoblamiento también puede ser imperceptible.

Ahora bien, ¿como se intercambia la información?

La información se intercambia mediante aperturas entre los distintos tiempos. Estas “aperturas temporales” imperceptibles, son aceleradores del transcurso del tiempo que nos arrastran hacia otros espacios a velocidad prodigiosa.

Todos nos desdoblamos, pero vamos a tal aceleración que es imposible que lo podamos percibir, también por nuestra interrupción periódica de la visión. P ej luces en discotecas (visión lenta al cambio de luz o rápida).

El desdoblamiento pone luz en la oscuridad. Los tiempos imperceptibles son siempre tiempos reales pero oscuros, en donde se fabrican futuros instantáneos. Sin estos potenciales, la vida es imposible.

Nuestro “doble” es verdaderamente otro “yo”. El cuerpo visible explora el espacio en nuestro tiempo, el otro, totalmente imperceptible, viaja en los diferentes tiempos de nuestro desdoblamiento.

De manera esquemática podemos decir que un cuerpo energético informa nuestro cuerpo físico. Toda partícula emite y recibe ondas. Todo organismo recibe informaciones para vivir y sobrevivir.

El presente actualiza futuros potenciales creados por el pasado. Un cambio de pensamiento de un segundo crea numerosos potenciales de equilibrio en un tiempo acelerado, cuya síntesis instantánea en nuestro tiempo, conllevaría una puesta en forma rápida de apariencia milagrosa.

Nuestro “doble” experimenta muy rápidamente nuestro futuro y, por aperturas imperceptibles entre los dos tiempos, intercambio permanentes de informaciones nos llevan por el buen camino.
  
Ahora bien, ¿cómo dejarnos guiar por esta parte de nosotros mismos que, desde pequeños, hemos aprendido a ignorar?

Es recuperando el principio vital de intercambio de informaciones con nuestro “doble” durante nuestros sueños que podremos por fin conocer el objetivo de nuestra vida y encontrar el equilibrio capaz de reconducirnos a él.

En el tiempo de nuestro sueño vivimos en un tiempo diferente del nuestro. Es en el sueño paradoxal (sueño rápido) que dura unos 110 min cuando se produce este intercambio de información.

Nuestro doble está a nuestro servicio, esperando contactar con nosotros para transmitirnos los mejores instintos de supervivencia, ya que él viaja al futuro y nos transmite la información.


La información del futuro, éste es el control que nos equilibra. Tenemos varias potencialidades en nuestro futuro. Se trata de escoger la mejor para beneficio nuestro y de nuestro planeta, aprendiendo a recibir las informaciones de nuestro “doble” y no empezar a poner en duda su existencia.



¿Cómo? ¿Guiando nuestros sueños? Eso no es posible ya que perdemos el control. Sin embargo, es fácil controlar el momento en que nos dormimos. Y es efectivamente ese control el que permite, en primer lugar, obtener el intercambio de informaciones deseadas.


Si no nos queda el recuerdo no pasa nada, nuestro cuerpo recibe las indicaciones que le permiten tener mejores instintos de supervivencia. Nos lo comunica, a veces, poco a poco y otras veces rápidamente.

Un dato importante: el presente no es más que el regreso de un futuro que yo había creado en el pasado. Digamos que es una actualización.

Si el pasado y el futuro están al servicio de la vida, entonces, nada es imposible.
En nuestra memoria el futuro está tan presente como el pasado, los niños de pecho la tienen para sobrevivir y la utilizan soñando todo lo que pueden día y noche.
Veremos que los sueños pueden llevarnos a cambiar nuestro futuro y así transformar nuestro presente.

No hay ninguna necesidad de recordar los sueños. Basta con prepararnos a “bien soñar” por la noche para vivir bien durante el día, modificando tus pensamientos (siempre en positivo).

Forma de proceder: momentos antes de coger el sueño: ponernos en contacto con nuestro “doble”, exponerle nuestros problemas y pedirle que busque la mejor solución posible (de entre los posibles futuribles).

Tener total confianza en que tu “doble”, te lo va a resolver de la mejor manera posible (ya que tu doble eres tú en otra dimensión). Tener la “certeza” de que ya te lo resuelve. Tener una actitud de total despreocupación y confianza. No “pensar” en hacer a los demás lo que no quieras que los demás “piensen” en hacerte a tí. Estar muy atentos a las señales que nos da la vida. Saber escuchar los “avisos”.

Estas informaciones provenientes de las “aperturas temporales” imperceptibles nos permiten mejorar nuestro presente. Son siempre tan rápidas que nos llegan bajo la forma de intuiciones, sugerencias y premoniciones.

Esperar 40 días (cuarentena). Esto te libera de angustias y te permite mirar sin miedo al porvenir.

¿Os suena esta frase “lo consultaré con la almohada“?

El control de las aperturas temporales cambia nuestras noches y también nuestra vida. Además es el único medio eficaz para ya no estar angustiados o deprimidos frente a una situación delicada, a condición de saber cómo y por qué proceder. En efecto, el saber que el día siguiente será el mejor que el mismo día nos alegra el corazón, el estrés desaparece y con él las enfermedades. El dirigir nuestra vida es nuestra responsabilidad.

El DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO

Un movimiento de desdoblamiento divide el tiempo para separar el presente del pasado y del futuro. Una ley permite la aceleración del tiempo en unas aperturas temporales imperceptibles para poder fabricarte un futuro potencial.

Debes saber que tu tiempo está acelerado en las aperturas de un tiempo normal.
Pasado, Presente y Futuro. Tres realidades simultáneas transcurriendo a velocidades diferentes.

Esto nos permite actualizar a cada instante un pasado o un futuro potencial experimentado por otra realidad desdoblada de la mía. Así podemos decir: Yo era, Yo soy y Yo seré, simultáneamente pero en tiempos diferentes.

1ª ley: Ley del desdoblamiento – Nuestras preguntas del pasado son respondidas en un futuro potencial. Este futuro potencial no debe ser modificado mientras se fabrica, si no, la respuesta ya no corresponderá con la pregunta.

2ª Ley: Los intercambios de información sólo pueden ir del pasado al presente o del presente al futuro, nunca del pasado al futuro.

Así pues el presente separa “la luz de las tinieblas”. Es preciso ser dos para intercambiar información: uno de ellos viaja entre su presente y su futuro. El otro entre ese futuro (que es su presente) y el futuro de ese futuro (que es su propio futuro).

Así pues, las tres realidades presentes -del pasado, del presente y del futuro- son accesibles al mismo tiempo por intercambios de información en las aperturas temporales.

Nuestro doble es un simple explorador o “mensajero del séptimo tiempo”. Está ahí para asegurarnos el mejor presente a cada instante. Está listo para darnos todas las informaciones necesarias en cuanto se lo pidamos, puesto que “él” es “yo”, está siempre dispuesto a crearnos el mejor porvenir.

Debemos saber que nuestro otro “yo” vela por nosotros. ¿Qué hay qué hacer?

Buscar en nuestro doble las informaciones necesarias para solucionar nuestros problemas. ¿De qué manera? Quedándonos dormidos como un bebé confiado, con la certeza de que mañana será un día mejor.

Cuando estamos seguros de recibir ayuda en todo momento y en todo lugar, esta confianza se vuelve un automatismo saludable. Ser al mismo tiempo prudentes e impacientes, sabiendo que vivimos a dos en dos tiempos diferentes, utilizando este desdoblamiento en el día a día.

Nuestro doble tiene la capacidad de explorar lentamente nuestro futuro, en un tiempo tan rápido que no nos damos cuenta de ello. En nuestro tiempo recibimos sus consejos en forma de sugerencias inmediatas, que crean nuestra intuición.

El hecho de estar desdoblados sin tener tiempo de darnos cuenta, nos da la sensación de saberlo todo intuitivamente, sin tener que pensar en nada.

Nuestro cuerpo es un receptáculo de informaciones necesarias que nuestro “doble” llena en cuanto puede, sin que sintamos su presencia. Todas nuestras células obedecen a la voluntad de este otro yo, que espera nuestro consentimiento para venir a visitarnos.

Su benevolencia es obligada porque “él” es “tu”, y siempre lo será puesto que os asegura la vida después de la muerte, en otro tiempo, pero como es imperceptible lo hemos olvidado. Es buscando y reencontrando el contacto con nuestro “doble” que podremos equilibrarnos y entender el objetivo de nuestra vida terrestre.

¿Cómo proyectamos nuestro futuro? La anticipación es un principio vital. Es con nuestros pensamientos que proyectamos nuestro futuro. Si vamos por la calle y alguien nos da un empujón y pensamos !lo mataría!, este pensamiento ya está abriendo un futuro potencial asesino para nosotros en nuestras aperturas temporales.

Esto lo podemos modificar con un sencillo intercambio de información: con un pensamiento contrario y tranquilizador. Así reina la paz en el futuro. (pg.59).

La ley de los tiempos es sencilla: “Si nadie en la Tierra pensara en matar, no existiría ningún futuro potencial asesino y la actualización de un asesinato sería imposible”.

Si nuestra rabia inicial fabrica un futuro no-cebo (lo contrario de placebo, pongo el guión porque no me lo deja escribir junto), nuestra responsabilidad es total en el crimen que se limita a actualizar ese potencial.

Si hubiésemos sabido fabricar un efecto placebo, en vez de no-cebo, con nuestro doble en el futuro, este desconocido quizá se hubiera vuelto pacifista y seríamos responsables de un sosiego momentáneo de la Tierra.

Todo depende, pues, de nuestro modo de vida y de nuestros pensamientos que crean el conjunto de nuestras posibilidades de futuro y eso durante los veinticinco mil años de nuestro desdoblamiento actual.

Nuestro doble puede modificar los futuros que nosotros hemos creado, siempre a petición nuestra, él solo puede actuar a través de sugerencias. Sus informaciones siempre son las correctas.

Cuando le damos las gracias, él entiende que va por buen camino y no duda en seguir adelante con lo que ha empezado, en función de las informaciones que recibe de su pasado.

CAMBIAR EL FUTURO

Restablecer un cuerpo enfermo o acallar una mente angustiada viene a ser, cambiar el futuro y consecuentemente cambiar el mundo. El quejarse o lamentarse crean inmediatamente en el futuro algo del que poder quejarse o lamentarse.

El intercambio de informaciones con un doble no es mágico ni peligroso. Lo peligroso es ignorar la forma de controlar las informaciones que nos llegan a cada instante y de vivir según nuestra conciencia, sin saber quién la llena de pensamientos subliminales sin interés alguno.

La única dificultad proviene de la forma de pensar, pues no estamos acostumbrados a colocar el futuro antes que el presente. Esta nueva noción del tiempo va a conmocionar el fundamento mismo de todos nuestros pensamientos.

Dejando nuestro sueño en manos de nuestro doble, es como encontraremos o recobraremos un equilibrio corporal y, sobre todo y a su vez planetario.

Aquél que se mantiene en contacto con su doble, no teme al futuro, cosecha sólo informaciones capaces de crear y de recibir las mejores posibilidades futuras individuales.

Equilibrándose de esta manera, equilibrará al planeta cuyo futuro potencial colectivo mejorará poco a poco. Sólo nuestro doble es capaz de volvernos a dar las ideas que eran las nuestras cuando nacimos.

CONTROL DEL ADORMECIMIENTO Y DE LOS INTERCAMBIOS

Es importante controlar nuestro último pensamiento consciente antes de quedarnos dormidos, pues es el que nos dirige al tiempo ralentizado de nuestro doble o hacia el tiempo acelerado de aquéllos que crean nuestras posibilidades futuras e intentan a menudo manipularnos.

Lo primero y más importante es tomar conciencia de nuestros problemas. Cuando nos quedamos dormidos, sin pedir nada, es como si estuviéramos perdidos en una gran ciudad.

Es pues, importante proporcionar a nuestro cuerpo físico las indicaciones necesarias, que serán descodificadas en el momento del intercambio por nuestro doble y por los cuerpos energéticos que vendrán a nosotros.

Es el agua de nuestro cuerpo la que almacena y restituye las informaciones. El ver nuestros problemas atrae las energías futuras responsables de nuestras dificultades. Si intentamos encontrar nuestras soluciones, atraeremos otros futuros, que no pueden ser los más adecuados, ya que no se corresponden con nuestras preguntas del pasado.

Sin embargo, si pedimos a nuestro doble que resuelva nuestros problemas y clasifique las soluciones, lo atraeremos hacia nosotros y nuestros sueños serán benéficos siempre que aceptemos su solución, con una confianza absoluta y en la certeza de que es el mejor futuro posible.

ESPERAR LA RESPUESTA CON IMPACIENCIA

Nuestro doble es más poderoso que los más poderosos de la tierra, puesto que él es nuestra parcela creativa, esta imagen luminosa que el Creador quería de nosotros en el futuro antes de nuestra evasión a las tinieblas. La duda fabrica instantáneamente razones de dudar en el futuro y luego nos prueba que teníamos razón de dudar.

Sin embargo, la certeza de un resultado ya crea el resultado en el futuro, pero antes de actualizarlo en nuestro presente, es mejor dejar que la otra parte de nosotros compruebe la utilidad y la ausencia de peligro para el prójimo.

Nuestra confianza absoluta permite a nuestro doble actualizar el futuro que permite confrontar esta confianza. Nuestra certeza de un resultado le permite elegir un futuro conforme a esta certeza.

Discernimiento: si deseamos algo lo creamos al instante, una petición crea el futuro correspondiente. Pero un rezo mal expresado puede ser tan peligroso como una mala forma de dormirse. La cuestión es saber si la actualización en el presente de nuestro deseo es peligroso o inútil para nosotros o para el colectivo.

La mejor manera de quedarnos dormidos es pedir a nuestro doble que nos envíe el mejor futuro que hemos podido crear. !Que se haga tu voluntad! El dejar nuestro lugar de director de orquesta a nuestro doble nos adormece más rápidamente que nuestros deseos o proyectos.

Una parte nuestra pasa sus días fabricando los futuros que la otra selecciona durante la noche.

3 DIAS DE PREGUNTAS, 40 DIAS DE RESPUESTAS

Una apertura imperceptible en el tiempo ralentizado del pasado, corresponde a 3 días en el presente. Una apertura imperceptible en nuestro tiempo corresponde a 40 días en el futuro. O sea, una información saludable de nuestro doble nos estabiliza durante 3 días. Una de las nuestras estabiliza nuestro futuro durante 40 días.

Así pues, un solo intercambio de información con nuestro doble arregla pues nuestro presente durante 3 días, en función de un futuro potencial de 40 días. Es la “cuarentena”. 3 días es también la duración para pasar las tres velocidades que aceleran el motor del tiempo hacia el futuro: el muerto fallece.

EBM – EXPERIENCIAS AL BORDE DE LA MUERTE

El sueño paradoxal es parecido a la EBM, solo que un cuerpo energético viene inmediatamente a asegurar nuestra supervivencia durante los intercambios de información. En la EBM nuestro organismo dejado al abandono, incluso puede descomponerse, sólo nuestro regreso en esos tres días lo hace recuperarse.

Si nuestro doble es capaz de restablecer un organismo en descomposición, ¿por qué no nos podría curar de cualquier trastorno o desorden corporal? ¿Qué hace sino seleccionar, arreglar y utilizar los potenciales que hemos encerrado en los doce espacios que separan los siete tiempos?

Los llenamos desde hace 25.000 años. Podemos decir que hemos almacenado futuros en 12 cofres que están al “servicio de nuestra vida”, en griego zoi-diáconos o zodíaco. Debido a nuestra encarnación los modificamos y deberíamos permitir a nuestro doble hurgar dentro para volver a poner orden en ellos.

UTILIZAR LAS 12 PUERTAS DEL TIEMPO

Utilizando cada vez una sola apertura imperceptible de su tiempo, nuestro doble abre tan solo uno de nuestros 12 zodíacos durante 3 de nuestros días. Para abrir los 12 zodíacos necesita, pues, 36 días. Luego, durante 3 días se hará una síntesis de las informaciones obtenidas. El día 40 aportará siempre la mejor solución a todos nuestros problemas.

Podemos entonces, organizar, junto a nuestro doble nuestros mejores futuros. Nos bastará a los dos juntos 7 períodos de 39 días para volver a poner orden en los 12 futuros potenciales.

Una síntesis de la misma duración resolverá nuestros problemas pasados y así pues, 7 veces 39 nos pondrán frente a un nuevo futuro. El feto sigue esta ley en el vientre de su madre. Su doble también hurga en los 12 zodíacos para quedarse sólo con lo necesario. Hacen falta, pues, los 7 ciclos de 39 días para acabar el embarazo en 273 días. Para elegir a sus padres, el niño y su doble necesitan conocer los futuros potenciales.

LA FUERZA DEL NÚMERO

Si debido a la urgencia no es posible esperar 40 días. 12 personas pueden buscar juntas el equilibrio saludable de una decimotercera. En efecto 12 dobles pueden levantar de una sola vez las tapas de los 12 cofres del zodíaco. Las informaciones son seleccionadas inmediatamente. El 13º hace la síntesis.

Si son de diferentes signos zodiacales mejor, sino, dados los tiempos que transcurren, no pasa nada, ya que las puertas del futuro están abiertas de par en par y las de pasado empiezan a entre-abrirse.

Sólo hay una contraindicación: la libertad de aquél o aquélla a quien queremos ayudar, sin su consentimiento es peligroso llevar a cabo cualquier acción.

En efecto, somos los músicos del futuro de nuestros dobles. Sólo puede existir armonía entre éstos si en su futuro -es decir en nuestro presente- tocamos la misma música. Cualquier desacuerdo aleja a los directores de orquesta de nuestro pasado. Sin embargo, la armonía entre varias personas permite crear una orquesta.

Así favoreceremos la “sin cronicidad” en nuestra vida, nuestro entorno arregla nuestra vida diaria de manera estupenda.

LA REUNIFICACIÓN AL FINAL DE LOS TIEMPOS

Cada 25.000 (24.840) años desemboca en un período de 1.080 años que permite la reunificación con nuestro doble. ¿Cómo será esta reunificación?

Si escuchamos las preguntas de nuestro doble y le fabricamos los futuros potenciales correspondientes, nuestra reunificación no será ningún problema. Nos devolverá a una inmortalidad perdida.

Siendo dos, podremos examinar nuestras posibilidades futuras, aportando un potencial de supervivencia a nuestro “doble”, quién, por su lado, nos protegerá en su mundo con su “vestimenta” caracterizada por la blancura luminosa debido a la ralentización de su tiempo.

En realidad el tiempo de nuestro doble se yuxtapondrá con el nuestro un muy corto instante para permitir nuestra reunificación instantánea. “Toda duda, reflexión o incomprensión nos dejará clavados en nuestro mundo y nuestro tiempo y nos encerrará de nuevo otros 25.000 años.”.

Esta breve yuxtaposición final necesita de una comprensión inmediata entre las dos partes desdobladas.Nos devuelve la vestimenta plata de señorío de los Sumerios o como nos decía S. Juan, nos permite vestirnos con nuestras vestiduras blancas después de la apertura de los siete sellos del Apocalipsis.

Abriendo las 12 puertas zodiacales, estos sellos corresponden a las 7 explosiones solares de envergadura, de las cuáles algunas ya se han producido. El “Apocalipsis caótico” es sencillamente el “descubrimiento debido a una apertura enorme” entre el pasado y el futuro.

El final de los diferentes tiempos necesarios a nuestro desdoblamiento nos permitirá ir en el tiempo y el espacio de nuestra comprensión. Algunos reharán su unidad con su doble en el pasado y se beneficiarán de esta manera de los intercambios con el Creador. Otros arrastrarán a sus dobles al futuro en donde se podrán tomar más tiempo para intentar entender y recuperar los preceptos de una supervivencia instintiva cerca del Creador.

Nuestro doble se encuentra todavía en la luz creadora y sus informaciones pueden sacarnos de cualquier situación problemática. Es un ser de luz que sigue siendo una parcela del Creador.

No posee la verdad universal, posee sólo la nuestra, aquélla para la cuál ha sido programado por las preguntas del Creador. No es la de los demás. Por eso debemos dejar de lado todo proselitismo.

Es un ser de luz que sigue siendo una parcela del Creador. Está dotado de la fuerza creadora de una estrella que es nuestro polo de reunificación y de reconstitución.

El creador se ha dividido para conocerse mejor. Cada uno de nuestros dobles le aporta una respuesta. “Cada alma tiene una estrella y el que lleva una vida intachable durante el tiempo que le es acordado tomará a su estrella”.

OBSTÁCULOS
La voluntad, las decisiones, distracciones, aspiraciones, conclusiones, juicios, objetivos, deseos, necesidades, proyectos, intenciones, creaciones, cálculos, resultados, soluciones…
La duda, la incertidumbre, la perplejidad, indecisión, escepticismo, desconfianza, la reserva, la prudencia, la reticencia, la incredulidad, suspicacia, reflexión, inquietud…
El miedo, la tensión, angustia, pavor, conmoción, fobias, temor, inquietud, ansiedad, desamparo, desasosiego, perdición, preocupación, tormento…
La voluntad de nuestro doble sólo se puede expresar si nosotros renunciamos a la nuestra. No olvidemos que cualquier pensamiento crea un futuro que nos atrae inmediatamente. Esta atracción es una energía.

De igual forma un intercambio con nuestro doble no es la consecuencia de bondad por su parte, sino de fuerzas antigravitacionales que nosotros debemos poner en marcha.
Esta energía puede ser extraordinaria.

Ninguna enfermedad debería ser incurable, todo depende de nuestros futuros potenciales y de nuestros dobles. Si grandes o pequeños problemas nos permiten crear potenciales válidos, serán de utilidad. Una curación sólo es válida si nos permite construir un mejor futuro.

El cambio de nuestro pensamiento es más importante que el de nuestro cuerpo. Pedir a nuestro doble que nos resuelva el problema de la mejor manera posible.

Aquél que puede ver un futuro peligroso y suprimirlo, se vuelve un excelente terapeuta.

Hacedlo antes de dudar del resultado, veréis que la fuerza de vuestro doble no tiene límites (sólo las personas convencidas por esa otra parte de sí mismas son convincentes de forma natural).

Cada uno de nosotros es el jefe de nuestra orquesta del futuro. Estamos en la tierra para crear armonía entre nuestros músicos y no para modificar las partituras de nuestros dobles.

Podríamos pensar en que cuanto menos sabemos más nos podemos apoyar con toda confianza en nuestro doble.

Todos moriremos, pero sólo es nuestro doble quién puede decidir la fecha, es importante dejarle esta decisión, sobre todo cuando el cuerpo médico condena en nombre de las estadísticas. Una enfermedad grave es una buena campanada de alarma pues libera de pensamientos parásitos.

El único límite es el que nos imponemos nosotros mismos, sea porque nos confundimos de dirección o porque pensamos que somos demasiado débiles. El final actual de un ciclo solar y el de nuestro desdoblamiento depende de los límites que nos pongamos, ya que nos permite mover montañas.

Las sugerencias de nuestros dobles deberían guiarnos todo el tiempo, sino nos volveremos marionetas de aquéllos que fabrican nuestros futuros.

Nos hemos desdoblado para explorar un espacio peligroso que, poco a poco, en 180 años, cerraba sus 12 puertas planetarias, separando así durante 25.000 años, los 7 tiempos necesarios a la diferenciación vital del pasado, presente y futuro.

Desde entonces, separados del Creador -cuya existencia y unicidad son una obligación de espacio y tiempo- hemos construido futuros potenciales peligrosos que debemos suprimir.

Viviendo en colectividad, siempre somos responsables de las desgracias de aquéllos que actualizan esos potenciales para vivir o sobrevivir.

Nuestra encarnación en la tierra tiene como único objetivo permitir a nuestro “doble” arreglar los futuros que hemos perturbado. Le servimos de trampolín hacia el futuro que deberíamos construir según sus consejos. De esta manera el Apocalipsis volvería a encontrar su sentido etimológico de descubrimiento maravilloso de lo escondido. El planeta sólo actualizaría futuros buenos para todos.

Y recuerda, esto es fundamental: “No pienses en hacer al prójimo lo que no quisieras que él pensara en hacerte a ti”. Es la única manera de que todos nuestros futuros potenciales sean buenos y utilizables por la colectividad.

Es urgente dar marcha atrás antes de que el final de los tiempos haga incontrolables nuestras aperturas temporales, pues la puerta del futuro se abre antes que la del pasado.

Solo nuestros dobles podrán abrirnos la puerta del Creador.


 Enric Corbera, habla en este video del desdoblamiento del tiempo.





Hace unos meses me encontré con los videos de Alejandra Casado casualmente. Ella aporta una visión distinta del desdoblamiento. Por el momento son 11 videos, dejo aquí los dos primeros.
















  
Anatomía del Espíritu
 Caroline Myss

Hace tiempo, una amiga muy querida me regaló el libro de Caroline Myss, " Anatomía del Espíritu"". Hoy quiero compartir, con todas aquellas personas a las que les interesen estos temas, algunos puntos, solo algunos puntos, de los que se tratan en él. Habrá quien esté de acuerdo y quién crea que son disparates, pero tanto en un caso como en otro deseo que os guste y que os lleve a reflexionar.
Miles de abracicos.


...Nuestro espíritu está muy, muy integrado en nuestra vida cotidiana; que encarna nuestros pensamientos y emociones y registra cada uno de ellos...Es la fuerza consciente que constituye la vida misma.
Cada juicio que hacemos queda registrado, cada actitud que adoptamos es una fuente de poder, positivo o negativo, del que somos responsables.
Curación no siempre significa que el cuerpo físico se recupere de una enfermedad. Puede significar también que el espiritu de la persona se libera de miedos y pensamientos negativos, hacia sí misma u otras personas, que ha tenido durante mucho tiempo.
Todo lo que vive late de energía, y toda esa energía contiene información. 
La medicina energética dice que todos somos libros vivos de historia. Nuestro cuerpo contiene nuestra historia. La energía es poder, y transmitir energía al pasado pensando insistentemente en lo que nos hizo daño, resta poder al cuerpo actual y puede conducirnos a la enfermedad. 
Nuestra relación con el poder está en el núcleo de nuestra salud..
La medicina energética es una filosofía holística que en­seña lo siguiente: Yo soy responsable de la creación de mi salud; por lo tanto, en cierto sentido yo participé en la crea­ción de esta enfermedad. Puedo participar en la curación de la enfermedad sanándome yo, lo que significa sanar al mis­mo tiempo mi ser emocional, psíquico, físico y espiritual.
Curación total y cura no son lo mismo. Se produce una "cura" cuando la persona ha logrado controlar o detener el avance físico de una enfermedad. Curar una enfermedad fí­sica, sin embargo, no significa, necesariamente, que se haya aliviado también el estrés emocional y psíquico que forma­ba parte de ella. En este caso es muy posible, y con frecuen­cia probable, que la enfermedad reaparezca.
El proceso de la cura es pasivo, es decir, el paciente se in­clina a ceder su autoridad al médico y al tratamiento pres­crito, en lugar de desafiar activamente la enfermedad y re­cuperar la salud. La curación total, en cambio, es un proceso activo e interno que implica investigar las actitudes, los re­cuerdos y las creencias con el deseo de liberarse de todas las pautas negativas que impiden la total recuperación emocio­nal y espiritual. Esta revisión interna conduce inevitable­mente a la revisión de las circunstancias externas, con el fin de recrear la vida de modo que active la voluntad: la volun­tad de ver y aceptar las verdades de la propia vida y de la for­ma en que se han utilizado las energías, y la voluntad de uti­lizar la energía para crear amor, autoestima y salud.
El lenguaje de la medicina oficial tiene un tono más mi­litar que el de la medicina energética: "El paciente fue ata­cado por un virus"; o bien: "Una sustancia contaminó ..." La filosofía de la medicina oficial considera al paciente una víctima inocen­te, o prácticamente impotente, que ha sufrido un ataque no provocado.
En la medicina oficial, el paciente sigue un tratamiento prescrito por el médico, de modo que la responsabilidad de la curación la tiene el médico. Si el paciente colabora o no con su médico es un hecho que ciertamente influye en el tra­tamiento, pero su actitud no se considera importante para el proceso, ya que los medicamentos y la cirugía son los que hacen la mayor parte del trabajo. En las terapias holísticas, por el contrario, la disposición del paciente para participar plenamente en su curación es necesaria para el éxito.
Las medicinas holística y oficial adoptan dos actitudes di­ferentes respecto al poder: activa y pasiva. Los tratamientos con sustancias químicas de la medicina oficial no requieren ninguna participación del paciente; en cambio una técnica holística, como la visualización, por ejemplo, es mejorada, in­tensificada, por un paciente activo e implicado. Es decir, se produce una conexión energética entre la conciencia del pa­ciente y la capacidad curativa de la terapia y a veces incluso del terapeuta. Cuando la persona es pasiva, es decir, adopta la actitud de «hágamelo», no sana totalmente; puede recupe­rarse, pero es posible que jamás trate realmente el origen de la enfermedad.
En el sistema energético humano, las interacciones de la persona con su entorno se pueden comparar con circuitos electromagnéticos. Estos circuitos recorren codo el cuerpo y nos conectan con objetos externos y otras personas. Nos sentimos atraídos hacia objetos o personas poderosos, u "ob­jetivos de poder", para introducir ese poder en nuestro sis­tema. Pero esa conexión con un objetivo de poder extrae una parte de poder de nuestro campo y lo sitúa en el objetivo. Al principio yo consideraba simbólicos estos circuitos de ener­gía, pero he llegado a creer que en realidad son verdaderos caminos de energía.
Con mucha frecuencia oigo decir a per­sonas que se sienten "enganchadas" a otra persona o a una experiencia del pasado. Algunas comentan que se sienten "agotadas" después de estar con cierta persona o en un de­terminado ambiente. De hecho estas palabras corrientes des­criben mejor de lo que podríamos pensar la interacción de nuestro campo energético con nuestro entorno.
 Cuando una persona dice que está "enganchada"  a alguien o algo de un modo negativo, o se identifica excesivamente con un objeto o posesión, inconscientemente está realizando un diagnóstico intuitivo, está identificando el modo en que pierde po­der. A estas personas yo las llamo adquisidoras.
El tipo más extremo de adquisidor es el adicto. Al mar­gen del tipo de adicción que tenga la persona (drogas, alco­hol o dominio sobre los demás), sus circuitos energéticos es­tán tan absolutamente conectados con el objetivo que ya no pueden hacer uso de su capacidad de razonar. En un semi­nario que di en Dinamarca para personas que eran seropositivas o ya habían desarrollado el sida, me encontré ante un caso que ilustra trágicamente las consecuencias energéticas de una adicción. Había allí una mujer llamada Anna, que ha­bía contraído el virus del sida debido a su ocupación, la pros­titución. Anna tenía modales de niña y era muy menuda. También cojeaba, porque hacía un mes uno de sus «clientes» le había roto varias costillas.
En un momento dado hablé de lo que necesita hacer una persona para superar una enfermedad grave. Dije que las adicciones, por ejemplo, al tabaco, a las drogas o al alcohol, restan valor al proceso de curación. Durante uno de los des­cansos Anna se acercó a mí y me dijo: «Pero, Caroline, ¿qué daño puede hacer fumar sólo dos cigarrillos al día?» Al mi­rarla comprendí que si yo hubiera tenido en una mano la cu­ra para el sida y en la otra un cigarrillo, y le hubiera dado a elegir entre ambas cosas, su mente habría elegido la cura pa­ra el sída, pero todos sus circuitos energéticos habrían ido directamente hacia ese único cigarrillo.
Es imposible insistir lo suficiente en este punto: los ob­jetivos a los que conectan sus circuitos energéticos los ad­quisidores son personas o cosas a las que les han cedido su poder, concretamente el poder de dominarlos. La adicción de Anna a los cigarrillos tenía más autoridad sobre ella que su deseo de sanar. La curación estaba fuera de su alcance porque, en esos momentos, su po­der sólo existía fuera de los límites de su cuerpo físico.
No es la mente, sino nuestras necesidades emocionales las que controlan nuestra adhesión a los objetivos de poder. El famoso dicho «el corazón tiene razones que la razón no comprende» capta perfectamente esta dinámica. 
La in­tuición clara precisa la capacidad de respetar las propias im­presiones. Si necesitamos que otra persona dé validez a nues­tras impresiones, obstaculizamos enormemente nuestra capacidad de intuir.
Puesto que la curación no es negociable, el reto es mu­cho mayor para las personas adquisidoras que para las que tienen un sentido de poder activo. 
Sanar es, por encima de todo, la tarea de una sola persona. Nadie puede sanar por otro. Podemos ayudar a otras personas, ciertamente, pero nadie puede, por ejemplo, perdonar a alguien en nombre de otra persona, ni tampoco hacer que otra persona se libere de recuerdos o experiencias dolorosos que necesita liberar para sanar.
Tenemos que elegir tomar decisiones. La capacidad de elegir es un poder activo, y la sensación de tener poder activo es a la vez emocionante y temible, porque hace que deseemos cambiar esas partes de nuestra vida que ya no son apropiadas, y cambiarlas nos estimula a poner en tela de juicio otros aspectos que no son satisfactorios.
Cambiar la vida suele ser dificil debido a las lealtades que tenemos. La lealtad hacia uno mismo, sin embargo,  es una virtud totalmente distinta, y adherirse a ella puede provocar un tremendo cataclismo en la familia.
Cuando nuestro cuerpo emocional adquiere poder suficiente, la mente ya no logra engañar al corazón.
Las personas con poder activo, son "automotivadoras". Consideran  prioridad el cuidado de sí mismas, y sus circuitos de energía están adheridos al conocimiento, la fuerza y la vitalidad emocional. Estas personas hacen lo que sea necesario para mantener el equilibrio entre cuerpo, mente y alma.
La curación exige actuar.


Caroline Myss

2 comentarios:

Luanna dijo...

Hola Tere:

Me gustaría saber si sabes si existe en España gente que conozca el método de sanación de Myss. Yo vivo en Barcelona. Me interesa este tema por razones de enfermedad. Gracias por tu atencióon

Tere dijo...

¡Hola Luanna!
Siento no tener información sobre este método de sanación. Lo mismo puede interesarte la T.N.D.R. Seguro que en Barcelona hay buenos terapeutas que usen esta técnica.
Gracias a ti. Un abrazo